Se comenzaron a vender a un costado del santuario de Guadalupe.

Un antojito emblemático de la perla tapatía, la torta ahogada

Una torta ahogada es un antojito emblemático que consiste en un birote salado, que es un bolillo especial que se prepara principalmente en Guadalajara, untado con frijoles refritos y relleno de carne maciza de cerdo en trozos; pero lo más importante y lo que la diferencia de todas las otras tortas, es que se sirve en un plato hondo bañada, o incluso sumergida, en una suculenta salsa y acompañada de cebolla desflemada en limón y sal.

Se comenzaron a vender a un costado del santuario de Guadalupe, pero en la actualidad se encuentran en puestos callejeros y mercados de toda la ciudad.

teocentli.com.mx